“Génesis”. Sebastião Salgado

(Aimores –Brasil- 1944). No podía imaginar Sebastião Salgado que con la edad con la que contaba podría llevar a cabo un proyecto como éste. Un largo camino de ocho años recorriendo el planeta en las condiciones más extremas, para encontrar el origen del mundo, el génesis de la vida, la belleza de la naturaleza.

Es Salgado uno de esos pocos fotógrafos que logran convertir en cita mundial cada uno de los proyectos que aborda. En “Génesis” hay 245 fotografías que muestran cómo la vida emana en su forma más salvaje, alejada de las grandes urbes que antaño él mismo gustara de fotografiar. La gran creación intacta al servicio del objetivo del brasileño.

Regiones polares, sabanas tropicales, desiertos, montañas, glaciares, leones marinos, ballenas, elefantes, leopardos, icebergs, etc. Un paseo por la naturaleza en su estado más primitivo, que nos permite comprobar cómo se organizan los pingüinos del Antártico, lo monumental que puede ser un caparazón de tortuga en Las Galápagos, las formas de vida de la tribu “zo’e” aislada en lo más profundo de la selva amazónica, la neolítica etnia “korowai” de Papúa Occidental, los volcanes de África Central, las gargantas del Gran Cañón o la belleza sin fin de los bosques sin techo tropicales.

Un largo camino de 30 viajes en los que ha llegado a hacer 850 kilómetros a pie por Etiopía, atravesado cimas de 4200 metros de altura o caminar durante dos meses hasta lograr la imagen deseada del río “Tekezé”, uno de los afluentes del Nilo.

Sus fotografías, siempre en blanco y negro, no necesitan de la policromía para dar color a su obra, sus grises están dotados de una magistral variedad tonal. Domina la monocromía con la máxima destreza y alcanza unos contrastes entre luces y oscuridad que bien podría recordarnos pictóricamente a Rembrandt o al mismísimo maestro del claroscuro, Caravaggio.“Génesis” no es solo una exposición, se trata de un proyecto personal que junto al Instituto Terra, fundado por el propio Salgado y su esposa Lélia, buscan la conservación del planeta con acciones que reviertan algo del daño que se le ha causado. En estos momentos están inmersos en la reforestación de una propiedad rural de 700 hectáreas en Brasil.

Salgado, cuya fotografía siempre ha dado buena cuenta de las realidades olvidadas del mundo y de cómo la acción del hombre es crucial para entender las desigualdades planetarias (“La mano del hombre” o “Éxodos”) viaja ahora también hacia su interior, ese que le pone en contacto con sus raíces en la aldea brasileña en la que nació, la misma en la que aprendió a amar y respetar la naturaleza por igual. Una interacción perfecta entre artista y creación.

“Génesis” podrá verse en España en las siguientes fechas:

- Hasta el 4 de mayo. CaixaForum. Madrid.

- 14 junio – 31 agosto. Canarias.

- 2 octubre 2014 a 1 febrero 2015. CaixaForum. Barcelona.

Información y textos: Leticia Albacete Maza

Comparte!


One Comment

  1. Sebastiao Salgado es uno de los grandes en la fotografía. Tenemos la suerte que todavía continúa realizando trabajos y que, con el tiempo, no hace más que aumentar la calidad de sus fotografías y el interés de sus temas. Aprovechemos lo que nos puede enseñar este admirable maestro del blanco y negro.

Deja un comentario