Cristina Gutiérrez

 Para Cristina Gutiérrez la fotografía siempre ha formado parte de su vida. Todo se inicia con el contacto infantil con una ampliadora que su padre tenía en una de las estrechas habitaciones del hogar paterno.  “Desde pequeña me gustaba colarme cuando estaba revelando. Me ponía de rodillas encima de una silla y observaba como la imagen se proyectaba en el papel fotográfico .Las tiras de pruebas, el olor a los químicos, la luz roja de la oscura habitación y como iba apareciendo la imagen en el liquido del revelador era mágico. Es la mejor herencia que ha podido dejarme, no quiero otra.  Al final terminé estudiando Imagen y Sonido“.
Ahora se encuentra en un buen momento, consolida su carrera entre la realización de una serie de trabajos más intimos y elaborados, con otros más comerciales y, dedicada especialmente a su participación en el colectivo fotográfico ERRANTE, del cual es socia fundadora. Este grupo ha irrumpido con fuerza en el panorama fotográfico de la Región de Murcia, con el firme objetivo de “mejorar el tejido cultural en torno a esta disciplina”.

Para Espacio Pático nos presenta dos de sus últimos proyectos:

Mi  Alma Desnuda
Mi Alma Desnuda. Desde pequeña fui tímida, introvertida. Haciendo fotografía de desnudo  supero esos miedos. Mis modelos son mujeres normales y corrientes. Son mujeres que saben que no son perfectas pero se gustan tal y como son. Las presento con fondos negros, neutros, para resaltar su belleza , su feminidad que se esconde bajo velos  y hojas…y las acompaño junto a poesía de Guiomar Floriach.

 

Reflejos
Los reflejos son los protagonistas de la visíon de esta cosmopolita ciudad, Amsterdam. En escaparates, cristales, canales… estos reflejos son para mi un mundo irreal ajeno a ojos de otras personas. Una duplicación de lo que vemos cotidianamente y que muestran que la realidad no tiene porqué ser como la conocemos con exactitud. Las lineas rectas de los edificios pueden ser oblicuas, las barcas pueden mezclarse en las aguas de los canales hasta convertirse en un rio de colores y las dobles imágenes fantasmagóricas aparecen en  cristales y espejos. Mundos errantes, fujitivos de miradas comunes. Mundos ficticios existentes dentro del orden natural de la realidad.

Comparte!


One Comment

  1. Rinthus wrote:

    Sublimes fotografías, aunque soy de la opinión que cada mujer tiene un lugar en el desnudo, sea cual sea su figura o su rostro, pienso que el desnudo tiene que ver con otra dimensión de la belleza, aunque tampoco es la palabra adecuada, pienso más en un lado del arte velado.

    Al velo negro yo le llamo “El velo de las tinieblas”, nada que ver con la muerte pero si con el arte de la sombra.

Deja un comentario