“Un jardín, un lobo”. Manuel Pérez

Si en todo jardín contáramos con un lobo y en los caminos del arte buscáramos la expresión del color, hoy en la Región Murcia lo podemos encontrar en la  obra de Manuel Pérez. El artista expone en la Fundación Pedro Cano, en la ciudad de Blanca, una exposición titulada “Un jardín, un lobo“, trabajo donde quiere, “reflejar ese sentimiento fugaz y a la vez eterno que es la esencia de la vida”.

La muestra la componen 15 obras de gran formato elaboradas en acrílico sobre lona de algodón y sobre tablero, realizadas ex profeso para esta sala. Veintisiete exposiciones individuales se suman en la trayectoria profesional del pintor, desde que comenzó a mostrar sus obras por vez primera en una muestra organizada por el ayuntamiento de Murcia en 2001, ha participado en más de un centenar de colectivas. Su obra ha recorrido lugares como EE UU, Francia, México, Italia, Corea del Sur y numerosas ciudades de España.
En  esta serie podemos reconocer paisajes cotidianos para recorrerlos bajo la potencia de su pincelada y de su luz, de esta forma el artista consigue adentrar al espectador en un fondo sensorial y de enorme riqueza cromática.

Una exposición donde Manuel Pérez transforma el espacio en un sugerente jardín, rico y vital. Espacios donde la naturaleza plasmada en colibríes, zorros, gerberas, crasas, cactáceas, palmeras, pinos y árboles frutales, nos permiten deambular entre los límites de lo irreal y lo real. El autor, despojado de encrucijadas, se apoya en una escenografía de profundidad espacial ambigua, pero por esos mismos atributos se valora la grandeza expresiva de su estilo, de pincelada viva y certera, con la que consigue un desplazamiento de lo convencional a favor de lo natural; se establece un flujo continuo entre hombre-mujer y naturaleza, entre animal y naturaleza, para conseguir relaciones empáticas entre personas y animales.


Él define su forma de trabajar y su concepción de  los proyectos como: “La representación, en suma, de la figura humana y su emplazamiento en el paisaje y la atmósfera que lo rodea. Este juego de proyecciones, de oscuridad, de luz, de color…una reflexión sobre lo ilusorio de la realidad, de la existencia, de la soledad y la alegría. Siempre buscando… Creo que mediante este camino he logrado mostrar la intensidad de la belleza a través de la representación del verdadero rostro humano”.

Se puede visitar hasta el próximo 7 de julio en Blanca.

Comparte!


2 comentarios

  1. Angel wrote:

    magnífica exposición!!

  2. Espaciopatico » “Un jardín, un lobo”. Manuel Pérez, me ha parecido muy revelador, me hubiera gustado que fuese más extenso pero ya saeis si lo bueno es breve es dos veces bueno. Enhorabuena por vuestra web. Besotes.

Deja un comentario