Jaume de Laiguana. Retrospectiva 1997-2012

Per reproduir correctament aquest contingut és necessari instal·lar el programari Adobe Flash Player. Si us plau, baixeu-vos l’última versió, només us requerirà uns instants.

 

El director de arte, realizador y fotógrafo Jaume de Laiguana ha seleccionado 158 fotos de gran formato de los últimos 15 años para dar a conocer su trayectoria profesional, con una particular visión estética y un claro compromiso social, en una exposición personal que acoge el Palau Robert a partir del 1 de marzo.

La Generalitat de Catalunya organiza esta muestra, con el nombre “Jaume de Laiguana. Exposición fotográfica. Retrospectiva 1997-2012 “, que estará abierta al público hasta el 26 de mayo. La iniciativa cuenta con el patrocinio de la empresa COSMIC y la colaboración del Ayuntamiento de Barcelona.

Las fotografías y los vídeos explicativos del proceso de realización de las obras dan a conocer el talento, la mirada peculiar y el método de trabajo de este fotógrafo que no cree en la perfección sino en la belleza de lo que es imperfecto, lo cual le hace preguntarse constantemente sobre la manera más perfecta de plasmar, a pesar de ser consciente de que nunca lo conseguirá del todo. “Cada foto -afirma- es el final de un camino que termina donde había empezado. Y cada fotografía es empezar de nuevo desde cero. Porque con cada nuevo proyecto empezó un nuevo camino y aprendizaje”.

La exposición es una amplia retrospectiva en la que Jaume de Laiguana presenta su obra fotográfica y los procesos de preparación y realización de las obras, de forma que el espectador podrá acercarse más y comprender mejor su trabajo del día a día. La muestra, además, representa un punto y aparte en su trayectoria fotográfica. Con ella se inicia un periodo más alejado de la publicidad, y se acerca a la fotografía más artística y personal, dando así un primer paso en el mundo del arte.


Gran parte de la obra de Jaume de Laiguana tiene su origen en la publicidad, pero consigue vida propia. Y es que una de sus principales facultades es convertir los trabajos por encargo en trabajos de autor, enfocándolos desde su propio y particular punto de vista. Su obra también incluye otros proyectos que reflejan problemáticas sociales y el principal objetivo es hacer reflexionar al espectador.

La virtud del defecto. La búsqueda incesante de la belleza en las imperfecciones, los accidentes o las casualidades. La provocación. El inconformismo. El trabajo y el aprendizaje constante. Son ingredientes que marcan en gran medida la obra de Jaume de Laiguana, otorgándole su inconfundible, atractivo y particular sello de autor.

Comparte!


Deja un comentario