“Surcos y grietas” de Adela García Olivares

Hay artistas vitales en los que su obra forma parte de su desarrollo personal, de esa necesidad de expresarse a través de sus creaciones y de un instinto artístico que es muy intimo y único. Es el caso de Adela García Olivares, nacida en Puerto Lumbreras y renacida para el mundo artístico a partir del año 2003. De formación autodidacta fue ganadora en el año 1990 del Murcia Joven, y becada al año siguiente por la Comunidad Autónoma de Murcia en artes plásticas.
Los años siguientes participa en varias exposiciónes fuera y dentro de nuestra región con obras de grandes formatos, potentes e impulsivas. Se siente cerca de artistas como Frida Khalo, Francis Bacon o Lucian Freud, viscerales y emocionales como ella.

Los últimos años ha desarrollado un proceso artístico multidisciplinar con títulos como, “En contacto con la tierra”, “Mirar, hacer, sentir”, o  “Procesos“  trabajo donde intenta demostrar el camino y el proceso de un dibujo desde su inicio hasta su final. Un juego de movimiento y expresiones, donde conforman el espacio a partir del cómo, donde y el para.

En su colección “Surcos y Grietas“, compuesta de más de 100 obras, Adela nos cuenta;  “parto de la necesidad de comunicar y expresar una sensación que me recuerde, que me sugiera una imagen o un momento para poder descargar una emoción. En este trabajo hago un recorrido sobre mi misma, a través de las expresiones de los gestos. Intento hacer un viaje en lo exterior que proviene de mi interior escarbando en lo reprimido, universo personal que a veces no te deja avanzar y evolucionar. Algo que tienes que aprender a reconocer para romper y tirar”.

Son una serie de dibujos a carbón sobre papel, en blanco y negro, básicamente manos, brazos y dedos, de forma tosca, monotemática y figurativa, con un trazo cortante que a veces disecciona y se convierte en hilo conductor de la propia obra.

Es un trabajo extenso en el tiempo y en contenido. Empieza a desarrollarse en 2004 y transcurre hasta 2007, sin llegar a cerrarse. Consta de diversos tamaños. Unos cien dibujos de 70×100 – 50×70 y óleos grandes sobre tablero de madera trabajados con tintes de madera.

Adela es responsable del espacio artístico VIVERO,  lugar de encuentro  entre artistas y creadores donde acercar ideas y conceptos. Su propósito es promocionar y potenciar la creación artística en todas sus manifestaciones culturales y contemporáneas ,  para su disfrute y difusión. Lugar para construir y desarrollar exposiciones y montajes artíticos y, espacio de innovación social.


Comparte!


One Comment

  1. ESPECTACULAR, pero con mayúsculas…TREMENDO. Olé tus ******

Deja un comentario