Edward Weston.

La Galería Barbié de Barcelona acoge la primera exposición en solitario en nuestro país del mítico fotógrafo norteamericano Edward Weston, considerado para muchos como el padre de la fotografía americana. La muestra presenta  una selección de 21 sus mejores imágenes, reproducidas en los años 70 por su hijo, Cole Weston, y que ponen de manifiesto las diferentes etapas de este legendario fotógrafo. Weston nació en Chicago en 1886. Aunque en un primer momento también se dedicó al pictorialismo, pronto pasó a tener fotografías con gran detalle -fue uno de los pioneros de este movimiento-. De acuerdo con el Grupo f/64, al que pertenecía, si la fotografía no estaba nítidamente enfocada en cada detalle, impresa por contacto en papel blanco y negro, montada en papel blanco, sería “impura”.

Famoso por sus primeros planos de objetos, sus desnudos integrales y paisajes simbólicos, tenía una forma de mirar privilegiada que le permitía ver lo que a los demás se les escapaba. Su obra se caracteriza por no usar ningún tipo de tratamiento en sus fotografías, ni el uso de  efectos en el revelado, lo que aparecía en su objetivo era lo que salía en la fotografía, consiguiendo sugerentes e hipnóticas imágenes. Su influencia es tal que muchos lo consideran «el Picasso de la fotografía» y su legado, 60 años después, sigue vivo.

La muestra  contiene algunas de sus fotografías más célebres, como «Shell», imagen de una concha sobre fondo negro de 1927 cuya carga simbólica es capaz de rememorar desde la matriz femenina a un animal, una flor, el inicio de un fuego. Las conchas fueron una de sus obsesiones, como lo fueron la renovación de las bases de las naturalezas muertas, con sus famosos primeros planos de verduras. Con «Pepper», Weston fotografió un pimiento hasta convertirlo en una estatua de cobre que se asemeja a dos hombres en un abrazo.

En sus trabajos fotográficos suele emplear una gran profundidad de campo y un alto nivel de enfoque en las escenas de paisajes y en sus retratos y de modo especial en los primeros planos de formas naturales poco usuales, que fueron las que le hicieron famoso posteriormente.

Tina Modotti: Edward Weston

Una de las características más sobresalientes de Weston son sus desnudos, que involucran como modelos a sus cinco mujeres y que marcan un recorrido por su vida afectiva. Son imágenes de una asombrosa actualidad, de un tratamiento muy contemporáneo del cuerpo, sin tapujos, con libertad, con elegancia. La imagen de la revolucionaria mexicana Tina Modotti, de 1923, es un gran ejemplo de la capacidad cautivadora de un fotógrafo que conseguía que la luz levantase los cuerpos al infinito. Conoció a Tina Modottí en 1921, y la  convirtió en su amante, por ello entre 1923 y 1925 mantuvo un estudio en México y se relacionó con los movimientos artísticos del momento. La influencia de su amigo el pintor Diego Rivera supuso un cambio completo en su estilo.


La fotógrafa Tina Modotti, amante de Weston, inmortalizada por él en el desnudo

 

 

Documental realizado por Willard Van Dyke en 1948 sobre la vida del fotógrafo.

Comparte!


One Comment

  1. Como siempre, felicitaros por vuestro “buen hacer”.
    Vuestro artículo sobre Weston magnífico con sus fotografías de una calidad impresionante, sin necesidad de la socorrida “postproducción” actual. El vídeo una pequeña joya.
    Los demás artículos dignos de la mayor atención y con un diseño impecable. Esta página lleva vuestro sello siempre y eso es importante cuando alcanza un nivel tan considerable.
    Repito mi felicitación y mis mejores deseos para el 2013.
    Que sigáis alegrándonos con trabajos de tan alta calidad como hasta ahora. Nos hace falta.

Deja un comentario